¿UN NUEVO JUEZ?


Dentro de las numerosas clasificaciones que podemos hacer de los deportes, podemos establecer la siguiente:

1- Deportes en los que el resultado es objetivo, de manera que se puede establecer categóricamente el resultado y adjudicar la victoria a quien ha obtenido el mejor resultado.

2- Los llamados deportes subjetivos, cuya puntuación depende directamente de la labor de una serie de jueces que son los que valoran la actuación de los deportistas y proporcionan un resultado en base a su percepción.

Sin embargo, históricamente siempre han surgido polémicas sobrevolando a este segundo tipo de deporte. Cuando un deporte ofrece las puntuaciones en base a milésimas, y un fallo mínimo y casi imperceptible puede suponer la penalización de una décima, es fácil que surja la discrepancia a la hora de la publicación de los resultados. Un instante en el que el juez no ha sido capaz de distinguir un pequeño error permite al deportista obtener una puntuación ligeramente superior a la que realmente merece, y así la competición se desvirtúa.

¿Es esto culpa de los jueces?

 En absoluto. Como en todos los deportes, los jueces de estas modalidades deportivas son formados desde las propias federaciones deportivas y en varios niveles. Además, una vez que han sido acreditados como jueces, deben tener cierta experiencia y haber hecho pruebas que demuestren su nivel para poder formar parte de los jurados en las grandes competiciones. Su labor es la de observar y juzgar: para ello han sido formados y a ello dedican muchas horas de su vida. Sin embargo, si queremos llegar a un punto en el que el deporte no se desvirtúe y la actuación de los deportistas no dependa de factores ajenos para conseguir el reconocimiento que merecen, hay que ir un poco más allá.

Tirando de antecedentes, podemos encontrar uno en el pasado reciente, en el mundial de gimnasia artística disputado en Tokio el pasado mes de Octubre. La campeona, Jordyn Wieber, logró el título mundial solo a 33 milésimas de la segunda clasificada, Victoria Komova. Ahora bien, los resultados han sido bastante discutidos. Podemos encontrar opiniones de todo tipo, que van desde lo liviano a la crítica seria.

Aquí encontramos una mención a la “decisión muy discutida”:

http://www.hoy.es/rc/20111015/deportes/mas-deportes/uchimura-hace-historia-nuevo-201110151703.html

Aquí vemos algo más serio, como es la mención (y poco más) de un posible tongo:

http://saludydeporte.over-blog.es/article-campeonato-del-mundo-de-gimnasia-artistica-86583554.html

Y aquí podemos ver críticas abiertas y serias, pero justificadas:

http://www.gimnastas.net/la-ignominia-decide-la-final-individual-femenina/

Esto es solo una ejemplificación sobre lo ya mencionado, y es que nunca se conseguirá que estos deportes sean completamente justos con sus deportistas. Pero sí nos podemos acercar a ese extremo, y algo que puede ayudar, como en todos los deportes, es la tecnología. Hoy vamos a hacer una propuesta, una posible aplicación de la tecnología para que estos deportes gocen de un poco más de objetividad.

Cairos Technologies AC es una compañía alemana que en los últimos años ha desarrollado algunas ideas tecnológicas muy útiles para el deporte, centrados principalmente en el fútbol. Sin embargo, uno de estos avances puede resultar de gran utilidad en los deportes cuya puntuación se basa en la valoración de los jueces. Hay que tener en cuenta que en estos deportes (como las modalidades gimnásticas o la natación sincronizada) se valora la estética del ejercicio, pero no sólo la estética en cuanto a armonía de movimientos y valor visual, también la estética de acuerdo a los segmentos corporales. No cabe concebir un salto carpado en trampolín (de la modalidad acuática) con las rodillas en una ligera flexión, de la misma manera que un split en gimnasia artística. En este último caso, se han adoptado medidas reglamentarias que facilitan la labor de los jueces, como es la regulación de los colores en el pantalón del gimnasta masculino para que esto no influya en la visibilidad. Pero aun con estas medidas, hay que tener en cuenta que la valoración sigue limitada a la percepción visual del juez, por lo que no lograremos una eficacia del 100%.

 ¿A dónde queremos llegar?

 A que la tecnología que ha estado desarrollando Cairos puede ser un medio muy útil para lograr una mayor precisión en la valoración de los deportes de jueces. Esta tecnología, adaptada a las necesidades de estos deportes, podría suponer la revolución definitiva para alcanzar la cota máxima de credibilidad deportiva; aunque, por supuesto, aún habría que hacer una serie de mejoras. Nuestra propuesta es un posible redireccionamiento y agrupamiento tecnológico partiendo de la base Cairos para alcanzar estos fines.

Cairos, además de la tecnología de la que hablamos hace unos días para utilizar en los balones de fútbol, también desarrolló unos chips que se colocarían en las espinilleras de los jugadores para permitir recibir información constante de la posición del jugador, con una frecuencia de 200 tomas por segundo. En base a estos chips, el desarrollo y puesta en marcha de esta forma de trabajo que proponemos sería muy sencilla, pues sería únicamente la inclusión de los chips en el modo de competición habitual:

-Colocación de los chips controladores Cairos en aquellos puntos que se estimen convenientes (generalmente en las articulaciones o extremos de los segmentos corporales, de manera que se vea el grado de flexión de cada una)

-Desarrollo de la competición.

-Evaluación monitorizada de la señal de los chips para conocer los movimientos realizados por cada segmento corporal y su posición relativa.

Ahora bien, ¿merece la pena? Eso es algo difícil de decir, pues cada uno tiene su opinión. Hay que decir que esta propuesta está basada en la aplicación de una tecnología existente y que simplemente habría que adaptar a determinados deportes para lograr que estos sean valorados con mayor precisión. Evidentemente lo ideal  sería hacer propuestas en la mejora de dicha tecnología más allá, lo cual sería posible, pero nuestra intención aquí es proponer algo sobre una base ya existente. Hablar de hipótesis de tecnologías aún no existentes nos permitiría hablar de ventajas sin inconvenientes, pues podríamos imaginar la perfección, pero en este caso tenemos limitaciones, y por ello tenemos que hablar de los puntos fuertes y débiles de esta aplicación.

Ventajas

-Permitiría tener un control completo de los movimientos del deportista. Hay ocasiones en las que pretendes realizar un elemento y te sale otro diferente muy parecido porque has cometido un ligero error. Sin embargo ese cambio puede suponer una puntuación distinta y que los jueces no sean capaces de observarlo. La monitorización de estos movimientos permitiría controlar perfectamente qué ha hecho el deportista en cada momento.

-Permitiría tener un control completo de la posición del deportista. Al igual que en estos deportes hay diferentes elementos, muchos de ellos muy parecidos, que tienen puntuaciones distintas, también la variación de posición de los segmentos corporales pueden influir en la nota. Si estos dispositivos nos permiten controlar el cambio de posición articular y el rango de flexión, se conseguirá una mayor precisión.

-Los deportes subjetivos, los que se basan en la percepción de los jueces, pasarían a ser mucho más objetivos y valorables. Los resultados de los deportistas serían mucho más reales.

Inconvenientes

-Deportes acuáticos. Conseguir ese registro de movimientos en la natación sincronizada sería algo maravilloso, pero la utilización de estos chips en el medio acuático supone un peligro, por lo que no sería viable en las circunstancias actuales. Así pues, su uso quedaría relegado a deportes “en seco”.

-Estética. Si bien los chips tienen el tamaño de una moneda de diez céntimos, la estética que presentan no es del todo agradable. Imaginarnos a una gimnasta o a un patinador con varios chips por todo el cuerpo alteraría el espectáculo.

-Impactos. Un problema actual es que, si se produce una presión del chip contra el cuerpo puede resultar doloroso por sus características.

-Tiempo. En estos deportes normalmente se dispone de pocos segundos para dar una puntuación. Aunque el análisis permitiría una puntuación perfecta, necesitaría de más tiempo para poder tener en cuenta hasta el más mínimo detalle.

Posibles soluciones a dichos inconvenientes

-Deportes acuáticos: ya hay elementos electrónicos que disponen de una protección frente al agua. Si se consigue adaptar este chip con dicha protección sería perfectamente utilizable en los deportes acuáticos.

-Estética: cambiar el color de los chips, de manera que estos se adapten a la superficie sobre la que se colocan. Un patinador que vaya de blanco, de pies a cabeza, si lleva varios chips de blanco impoluto apenas se percibirían. Incluso puede haber situaciones en las que se utilicen prendas largas para disimular el dispositivo, cosa que ocurre optativamente a día de hoy.  En el caso de las patinadoras, en ocasiones van con mangas largas y en otras apenas sin mangas; lo mismo ocurre con las gimnastas de la modalidad artística y las perneras de la modalidad masculina.

-Impactos: cambiar la forma del chip de manera que se adaptara al máximo al cuerpo. Formas muy aplanadas, con bordes redondeados… permitirían que una presión de estos dispositivos contra el cuerpo no resulte dolorosa.

-Tiempo: consistiría en desarrollar un software específico de evaluación de los deportes. Cada programa debería ser específico de cada deporte, donde haya un registro de todos los movimientos y gestos propios, de manera que el programa sea capaz de detectar todos los que se producen durante la competición, evaluando todos los movimientos, y permita ver los fallos posturales, evaluando la posición de cada segmento corporal.

Así pues, vemos que, si se estudia bien cómo realizarlo, si se hacen pruebas y se trabaja en el desarrollo de los chips, podemos conseguir que los deportes subjetivos tiendan hacia una objetivización, permitiendo obtener unos resultados más justos y mucho más reales. Inconvenientes puede haber, pero los avances tecnológicos acabarán subsanándolos con el tiempo. Todo es cuestión de trabajar en ello.

Y tú, ¿qué opinas?

Anuncios

Publicado el diciembre 1, 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Un tema siempre interesante, siempre actual la relación real entre jueces, árbitros, justicia, objetividad, espectáculo y credibilidad en el deporte. ¿Existe tecnología que ayude a que todo esto pueda confluir? ¿Si existe, quiere utilizarse? ¿Debería utilizarse? Para mi que hay connotaciones éticas que están por encima de la espectacularidad o la incertidumbre, el juego que supone no se objetivo del todo en una valoración.

    El caso específico que aquí se comenta de la gimnasia rítmica tiene su particularidad, por la complejidad de las valoraciones (siempre me pareció todo un mundo desconocido) y por algunos criterios cuantificables, medibles pero sin dejar de lado sus connotaciones artísticas y estéticas. En concreto, en los inconvenientes de la solución tecnológica que proponeis me pregunto si los costes influyen en el uso o no de una herramienta de medición como Cairos.

    Felicidades por esta entrada.

    Marta A.-

  2. Desgraciadamente muchas veces parece que quiere primar el factor humano en la evaluación del deporte. El ejemplo más claro es el que mencionamos con el II teamgeist hace unas semanas. Parece que la FIFA no quiere aceptar estos avances, dando siempre todo el protagonismo a los árbitros, incluso prefiriendo la opción de inlcuir dos jueces de fondo antes que un sistema tecnológico (y además, bajo mi punto de vista, los jueces de fondo al final no actúan durante el partido, además de seguir cometiendo grandes errores). Otros deportes como el tenis o el baloncesto sí han aceptado estos cambios, y nadie duda que el ojo de halcón o las paradas puntuales para ver una repetición y valorar la validez de una jugada ha permitido que el deporte sea mucho más fiable.

    Acerca de los costes, desgraciadamente no contamos con esa información. Como al final es algo que no se ha utilizado a gran escala, sino en momentos puntuales, la información que contamos es principalmente aquella ofrecida de primera mano, aquella en la que se habla de sus características y toda la publicidad que han querido concederle.

    Bajo nuestro punto de vista, y esto es algo de lo que estamos convencidos, es que es una inversión que muy probablemente sí sea rentable. Por un lado, no creo que los chips supongan un coste de varios miles de euros cada uno, parece una exageración fuera de lógica, y si se disponen de unos chips concretos que se vayan colocando en los nuevos participantes a medida que la competición vaya avanzando, no haría falta tener 300 chips para poder cubrir a todos. Por otro lado, sabiendo cuál sería la función del software que hemos comentado, es bastante probable que en su desarrollo se cuente con la ayuda de muchos especialistas en los diferentes deportes, de manera que el trabajo sea más fácil de realizar, y no creo que ofrezcan su ayuda deseando recibir mucho a cambio.

    En total sí pueden ser varios miles de euros, pero podemos hacer una valoración positiva de esto.
    -Es algo que se adquiriría, en principio, una vez.
    -Sería algo de lo que se pudieran encargar las federaciones nacionales deportivas, que cuentan con subvenciones para cumplir todos sus objetivos. Aparte, en las grandes competiciones internacionales entrarían en juego las federaciones internacionales, aliviando un poco esa carga.
    -Supone la utilización de un método que permite una mayor fiabilidad, y en muchos casos estos deportes necesitan esa confianza por parte del público.
    -Y, por otro lado, si se utilizan estos métodos y funcionan, es probable que se acaben utilizando en otros deportes, lo cual supone una publicidad fantástica para la empresa tecnológica.

    En conclusión, sí, puede suponer un coste un poco alto. Pero si valoramos la opción de su adquisición pensando a largo plazo y qué es lo que nos va a aportar, seguramente sí merecería la pena el esfuerzo.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: